martes, 23 de abril de 2013

Amarguras...

La velada es corta, pero inacabable cuando te pienso.
La velada es dulce, pero amarga al saber que tú no estás.
La velada es descanso, pero fatiga, al no poderte encontrar.
Mi velada, mi noche, mi luna llena, es una disputa constante de dos bestias, de mis fuerzas de ir por tí, y una templanza extraña de mantenerme en equilibrio...hasta que llegue nuestra hora.

Pasan las horas, segundos e instantes, y tú sigues ahí...como el mar, inmenso. Siendo tú mi pensamiento más frecuente.

¿A dónde se habrá ido mi querer pensar en otra cosa, si a dondequiera que veo, estás tú...?

Estoy nostalgico, melancólico, y preocupado.
La vida es un círculo.
Giras...caes...no sabes cuándo llegarás a no no sabes donde.
Sin embargo, nosotros nos hemos encontrado por casualidad, y de todas las casualidades que me han sucedido...tú eres mi favorita.
Hoy me he acordado de tí. Como un necio, sigo pensándote, hasta que el clímax de mis pensamientos me hacen soñar de manera ortodoxa y erótica contigo.
 
Te quiero como el viento ahulla a la luna, de manera que cada que sopla...le dedica una canción a su sonriente faz, amamantada por el brillo solar.

Te amo como el ave enjaulada añora la libertad, como si soñara que sus plumas caen al compás del revoloteo rutinario matutino. 
 
Hazme piedra, trasfórmame en material eterno, donde pueda alimentarme hasta la embriaguez de tu presencia.
Perpetúame, perpetuémonos.
Quiero morir de cáncer y no amor.
Quiero vivir de tí y no de los demás.
Quiero ser yo mismo, antes que cualqueir otra persona.
Dime que me amas, así como yo te amo.
Inocentemente, realmente, incondicionalmente y de la manera más pura.
Pronto, se desvelará la capa que guarda mis límites, las fronteras sólo serán palabras, y la distancia sólo será cuando no toque tu piel.
Así mismo, te susurraría que te amo el mismo número de veces que se repiten tus cabellos...

Habremos sido recuerdos.
Habremos sido conocidos.
Y seremos más que dos personas en el verano más desgarrador del milenio donde supe que estabas tú.
 

 "Olvidémonos ahora, antes de que la amargura nos haga odiarnos, con la misma fuerza que nos unimos."

1 comentarios:

Anónimo dijo...

intenso!!!bello!!!

Publicar un comentario